Plantas contra gatos


Los gatos son animales carnívoros. Sí, aunque de vez en cuando le des a tu gato un trocito de tu fruta o verdura y lo disfrute relamiéndose, los felinos no son animales omnívoros por naturaleza. En estado natural se alimentarían de ratones, pájaros y algo de hierba. ¿Pero no habías dicho que eran carnívoros? Entonces, ¿por qué comen hierba?

Para subsistir el gato necesita únicamente carne. Es carnívoro obligado. Lo que no quiere decir que no combine su alimentación con algo de hierba. Dicha hierba tiene un efecto purgante en su aparato digestivo. Si tu gato nota que algo no le ha sentado como debiera, seguramente comerá verde para limpiar su sistema.

En el mercado podemos encontrar la llamada hierba para gatos

Si tu gato tiene acceso al jardín o campa a sus anchas por los alrededores de tu casa (y no vives en una ciudad gris) el propio animal elegirá que hierba le viene mejor. Los gatos domésticos no lo tienen tan fácil, pero podemos encontrar en el mercado la llamada “hierba para gatos”. No confundir con el catnip, también llamada hierba gatera, de la que ya hablamos en anteriores post y que poco tiene que ver con el efecto purgante de la hierba para gatos. Como decimos, podemos encontrar esta hierba en el mercado, bien en macetas, bien en semillas. Una buena opción es la de comprar nosotros mismos las semillas y plantarla en la ventana.

Hay plantas que son tóxicas para tu gato

¿Agujerea tu gato cada una de las hojas de las plantas de tu casa? Los gatos son animales curiosos, les gusta morder desde plantas hasta plástico o cartón. En el caso de los dos últimos existe peligro de vomito o asfixia, pero la ingesta de plantas tampoco está libre de peligro. Hay plantas (algunas muy comunes) que son tóxicas para tu gato. La flor de pascua, el acebo o el muérdago son plantas que si tenemos gato debemos evitar estas navidades. Pueden producir desde desordenes gastrointestinales hasta trastornos al contacto con los ojos.

Hay muchas más plantas con cierto grado de toxicidad, sin embargo creemos fundamental mencionar las dos más peligrosas: liliáceas y hemerocalis. Muy presentes en ramos o flores de interior. Especial atención a estas dos plantas porque incluso el polen de las mismas es tóxico para nuestro gato (sin necesidad de ingestión).

Muchos piensos incluyen cereales además de carne o pescado

La relación entre hierba y gatos no solo nos sirve para minimizar riesgos a la hora de comprar plantas, o mejorar su flora intestinal dejándoles cerca hierba para gatos. El hecho de que los gatos sean animales carnívoros debería servirnos para reflexionar sobre la calidad de su comida. Muchos piensos (por no decir casi todos) incluyen cereales además de carne o pescado. No aportan nada a nivel nutricional para nuestro gato, pero hacen más barata la producción del pienso.

Cereales, harina, alguna verdura… si leemos con atención los ingredientes de muchos piensos y latas nos daremos cuenta de que el porcentaje de carne o pescado no siempre es el adecuado. Similar a lo que ocurre con la alimentación humana, las marcas que encontramos en el mercado llevan a cabo una estrategia de marketing donde destacan palabras como “pescado del océano” cuando en realidad el porcentaje de pescado está por debajo de lo normal (sin meternos a cuestionar si es o no del océano).

Una buena alimentación asegurará la buena vida de tu gato, la alargará y evitará problemas digestivos. Merece la pena prestar algo más de atención cuando compramos su comida y tener en cuenta que la industria de la alimentación, también en el caso de los animales, puede ser una gran estafa.

Si esta entrada te ha resultado útil, sigue cada semana el blog de InstaVets para enterarte de las novedades y curiosidades referentes a tu animal de compañía.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *