De como un perro considerado potencialmente peligroso puede no serlo 1


Hoy en el blog de InstaVets hablaremos de las razas consideradas como potencialmente peligrosas, un tema que está dando mucho que hablar debido a las últimas noticias sobre accidentes con perros de dichas razas.

Las noticias que se han venido repitiendo en los últimos meses en la prensa han creado cierta alarma social sin fundamento, basada en el desconocimiento y la impresión bajo primeras apariencias. Hablamos de informaciones que aseguran que perros mestizos de Bull Terrier y Pitbull eran extremadamente agresivos por el mero hecho de ser mestizos.

Actualmente la tenencia de animales potencialmente peligrosos está regulada por el RD 287/2002 a nivel nacional. A nivel autonómico cada comunidad autónoma tiene una ley específica que regula a estos animales y que permite que sea modificado a su vez por las leyes de cada municipio.

Al final acabamos teniendo un despropósito de razas malconsideradas como perros potencialmente peligrosos, en adelante “ppp” y situaciones absurdas como que tu Bóxer o tu Bull terrier en tu ciudad es un perro normal pero si te da por visitar otro municipio puede que sea un asesino sanguinario que tenga que ser controlado con bozal y correa menor de 2 metros.

Ojeando foros de periódicos, hemos llegado a leer que estas razas deberían prohibirse y erradicarse porque son un peligro para todos. Podemos llegar a entender que alguien que tenga cierto miedo a los animales se base en el desconocimiento para defender sus ideas. Lo que es más incomprensible es que amantes de los animales y dueños de perros lo defiendan. Más aún si son dueños de mastines de 60-70 kilos o pastores alemanes, razas que por sus características físicas y por su “potencial de peligrosidad” deberían estar incluidas bastante antes que otras que hay consideradas como “ppp” que rondan entre los 13 y los 16kg.

“Es necesaria una ley que controle la tenencia de perros potencialmente peligrosos”

Creemos que es necesaria una ley que controle la tenencia de animales potencialmente peligrosos. Lo cierto es que para las autoridades es más importante que tu perro pasee con correa corta y bozal por la ciudad antes de que esté vacunado, tenga un seguro, el propietario tenga licencia… y viva el perro amarrado 24 horas diarias en mitad de una finca (casualmente estos son los perros que causan problemas).

Desde luego son animales que tienen una potencia muy elevada en la mordida, ¿pero qué perro de más de 20kilos no la tiene? Evidentemente son perros que no pueden estar en manos de cualquiera por eso hay que regular su tenencia, pero ¿por qué una ley que les castigue desde antes de nacer? En vez de valorar individuos, se valoran y se juzgan colectivos solo por pertenecer a determinadas razas. Se les impide ser sociabilizados correctamente al restringir su actividad estando atados siempre y llevando bozal.

En mi opinión lo justo sería que un perro, catalogado como “ppp”, pase un examen de conducta cada 6-12meses y si lo supera, podrá estar suelto y sin bozal igual que un perro “normal”.

En las manos adecuadas los perros catalogados como potencialmente peligrosos son perfectamente equilibrados.

Debido a que no se controla correctamente su tenencia, nos encontramos con los casos de peleas de perros, perros que muerden… ya que no es una raza que pueda tener todo el mundo y peor aún, muy fácil de criar y hace que internet y las perreras estén llenas de perros regalados y vendidos de estas razas.

Con esta publicación queremos aclarar que mal llevados son un peligro potencial enorme, pero en las manos adecuadas son unos perros perfectamente equilibrados, siempre y cuando nos preocupemos en su sociabilización, su educación y darles actividad tanto física como mental, ya que son unas mascotas ideales para vivir dentro de un piso ya que son tremendamente vagos.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “De como un perro considerado potencialmente peligroso puede no serlo

  • Mercedes

    Completamente de acuerdo! mi perro es UN SANTO! y me enerva que la gente me diga cosas por la calle tipo “ese perro es un peligro, debería ir con bozal” cuando el pobre NUNCA ha ni gruñido a nadie! luego tengo que soportar que perros patada de esos me ladren durante media hora…. en fin….