¿Dejas a tu gato solo en casa?


Las vacaciones se acercan para ti y también para tu mascota. De entre todas las búsquedas que encontramos en internet relacionadas con gatos, una de las más clásicas es ¿cuánto tiempo puedo dejar a mi gato solo en casa? Entendemos que preocupe y también que en ocasiones sea un pequeño drama para algunas personas. Por eso, desde InstaVets daremos algunas claves para irnos tranquilos.

A muchos gatos domésticos les genera estrés viajar

Lo primero además de obvio e indispensable es saber que cuanto menos tiempo dejemos al gato solo en casa, mejor. Llevarlo con nosotros siempre es una opción, sin embargo no podemos olvidar que a muchos felinos les genera estrés el hecho de viajar (sobre todo si el trayecto es largo) o residir durante unos días en otra casa. Podemos acostumbrarlos desde pequeños a viajar con nosotros, pero en el caso de que no podamos o veamos que el gato lo va a pasar mal, la opción de dejarlo en casa será la mejor siempre y cuando tengamos en cuenta ciertos aspectos importantes.

El más básico es el tiempo. Si preguntamos a Google encontramos respuestas de toda índole. Desde el que dice que podemos dejarlo solo 15 días, hasta el otro (más neurótico) que no dejaría al gato solo ni 24 horas. Depende del gato, de sus costumbres, del tiempo que lleve en nuestra casa… depende de muchos factores, pero en general diremos que un gato no debería estar solo en casa más de tres-cuatro días. Una buena opción es que un amigo (de confianza) haga una visita cada cierto tiempo, revise que todo sigue bien, reponga comida y limpie la arena. En ese caso, no es recomendable que el gato este solo más de una semana aunque nuestro amigo haga un par de visitas.

¿Qué debemos hacer antes de irnos?

Lo más importante es dejar comida suficiente para que el gato pueda ir comiendo y bebiendo durante nuestra ausencia. No debemos dejarnos llevar y minar la casa de alimento para nuestro gato ya que puede estresarle ver tanta comida o bien emocionarse y darse un atracón. También debemos de dejar limpio el arenero y cambiar la arena el mismo día que nos vamos.

En cuanto a la casa, recomendamos echar un buen vistazo a todos los lugares a los que nuestro gato puede acceder y minimizar el riesgo. Es decir, evitar elementos punzantes, objetos pequeños o demasiado grandes que puedan caer y romper. En este sentido, tampoco debemos volvernos locos protegiendo cada rincón, pero si echar un buen ojo a los lugares que el gato suele frecuentar. Que duda cabe que también debemos revisar puertas y ventanas. También es recomendable dejar por la casa los juguetes favoritos del animal y dejar preparados los lugares donde suele dormir.

No olvidemos que los felinos suelen ser animales relativamente independientes

Unas cuantas empresas ya han pensado en que los amantes de los animales suelen entrar en crisis cuando se apartan de su lado unos días y en el mercado hay desde fuentes-bebedero que renuevan el agua, hasta cámaras que podemos sincronizar con nuestro móvil y lanzan gominolas cada cierto tiempo para poder controlar a nuestro gato en la distancia.

Ante todo, como siempre, sentido común. No olvidemos que los felinos suelen ser animales relativamente independientes que no nos necesitan a cada minuto. Por otro lado hay gatos que requieren más cuidados que otros (por ejemplo los persas) y notarán más nuestra ausencia.

Lo mejor que puedes hacer si te vas, es dejarlo todo bien preparado y así disfrutar de tus vacaciones. No obstante, sabemos que pese a todo pensaras en tu gato y estarás deseando abrir la puerta y escuchar su ronroneo, en el caso de que te haya echado de menos, será algo más intenso. 🙂

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *